Seguir por Email

domingo, 8 de mayo de 2011

EL FUTURO INMEDIATO Y LAS ENERGIAS RENOVABLES


Aunque hoy en día y por insospechados motivos, aún hay una mayoría de medios de comunicación y de opinión que no apoyan suficientemente el uso de las energías renovables, incluso apoyando el uso de energías fósiles (gas natural) o nuclear, el uso de energías renovables y el ser totalmente autónomo con ellas ya es posible. Esto lo podríamos extrapolar al nivel de un país o continente, pero ¿por que no se hace?.

La energía solar fotovoltaica, la solar térmica , la energía eólica , la biomasa, la hidráulica, la geotérmica así como la aerotérmica o la maremotriz, todas y cada una de estas energías o la combinación de ellas son capaces de generar electricidad de forma constante, mediante la acumulación y reserva, en cualquier parte del planeta.

Este tipo de energías aportan un gran valor añadido a nuestro planeta ya no sólo por la evidencia de la caducidad de las fuentes energéticas fósiles (entre ellas el uranio) y la imperiosa necesidad de buscar fuentes alternativas para asegurarnos el futuro cómo civilización, si no por  motivos ecológicos y ambientales (reduccion de CO2 y gases de efecto invernadero, reducción de gases altamente contaminantes cómo los NOx, SOx), motivos científicos (auspiciando la investigación, el desarrollo y la innovación en el campo energético) y por el cambio de mentalidad del ser humano en cuanto a su uso, eliminando el derroche y mejorando la eficiencia y el ahorro.

Este cambio supone una revolución económica en estos momentos de crisis ya que el sustituir un modelo energético  ya obsoleto y en proceso de agotamiento por otro mas ecoeficiente,  creará una nueva industria con nuevos puestos de trabajo y una tecnificación del sector. Más calidad y especialización.

Es importantísimo realizar ya estos cambios, forzar a los gobiernos al cambio de tendencia, a la recuperación energética y económica.

Más importante que la sustitución de las fuentes energéticas (las fósiles por renovables; la nuclear por renovable) es el cambio de mentalidad de la sociedad respecto a la energía eléctrica. 
Debemos cambiar "el chip", empezar por nuestras casas, industrias y negocios. La eficiencia energética es clave para, desde una escala doméstica, revolucionar las bases económicas de un país.

Instalar sistemas  de iluminación de bajo consumo o LED,  conjuntamente con una climatización eficiente mediante bombas de calor condensadas por aire, sistemas geotérmicos, la sustitución de electrodomésticos por otros de categoría A y por lo tanto de máxima eficiencia; el uso de sistemas de recuperación de calor, la recuperación de las aguas pluviales y sobre todo las incorporación de energías renovables en nuestras casas, hace que cada uno de nosotros seamos tractores del cambio a nivel de país.

La obligatoriedad del CTE en cuanto a su documento básico de ahorro energético para las nuevas construcciones desde el pasado año 2006 es un hecho importantísimo, aunque más lo es la definitiva aprobación de la Ley de Eficiencia Energética en edificios existentes, que esperemos se produzca este mismo año. Ese es el gran campo de batalla.
España esta haciendo un gran trabajo cómo país. Pero son necesarios más apoyos desde nuestro gobierno. Sólo hay que ver los ejemplos de Dinamarca, Suiza, Noruega o Alemania. ¿por que no hacemos lo que ellos?

Ya es hora!!







Arturo Martín
CEO
Global Green Ingenieros S.L.
Edificio ARIETE.
Calle Innovacion, 6-8.
Parque Empresarial PISA
E41927 Mairena del Aljarafe.
Sevilla
Spain

(www.grupoglobalgreen.es)