Seguir por Email

domingo, 5 de junio de 2011

Las normas UNE-EN 16001:2010 y la ISO 50001. Eficiencia Energética y Sistemas de Gestiónde la Energía

Hoy más que nunca, la eficacia en la gestión energética es un tema importantísimo para la supervivencia de cualquier organización. 
Para algunas la respuesta es un Sistema de Gestión de la Energía (La gestión de la energía es actualmente una de las áreas más críticas en todos los sectores tanto industrial como servicios. La implantación y certificación de un sistema de gestión certificado de la energía según EN 16001 puede ahorrarle el dinero, así como reducir emisiones de gases de efecto invernadero. La Norma EN 16001:2009 detalla los requisitos que le permiten diseñar e implantar su sistema, identificando áreas en las que se usan grandes cantidades de energía y señalando reducciones en esas áreas para aumentar de forma creciente la eficiencia energética)

La EN 16001 representa las mejores prácticas en la gestión de la energía en edificios, por encima de cualquier norma o iniciativa nacional. La norma especifica los requerimientos para un Sistema de Gestión de la Energía, para permitir a su organización desarrollar e implantar una política, identificar áreas significativas de consumo energético y localizar las reducciones de energía.

¿Para quién es significativo?

La EN 16001 está indicada para cualquier organización – independientemente de su tamaño, sector o localización geográfica -.  Es especialmente relevante si su organización opera en una industria con un consumo intensivo de energía o con grandes emisiones de gases de efecto invernadero.
Conseguir la certificación independiente en la norma EN 16001, como una tercera parte independiente, supondrá para la empresas la seguridad de que su organización cumple con las mejores prácticas en Eficiencia Energética.

ELEMENTOS SOBRE LOS QUE ACTUA LA UNE-EN 16001. SISTEMA DE GESTION DE LA ENERGIA Y EL ANALISIS PERMANENTE

a) Ahorro de energía

Los ahorros de energía generalmente se centran en el control de la demanda. Con los nuevos sistemas de gestión energética y el análisis permanente, se pueden atacar los costes de energía desde un nuevo flanco. Por ejemplo:

Permitirá asignar los costes energéticos a cada departamento, en base a su consumo de energía real y a su potencia demandada. De esta forma, por medio del “software”, se podrá crear un informe en una hoja de Excel, donde se relacionen los kW y kWh consumidos. Si se repite este informe periodicamente, se podrá saber como evoluciona el consumo de cada departamento a lo largo de un año (periodo mínimo recomendado de análisis en una auditoría energética según la UNE 216501).


Permitirá evaluar y controlar los recargos por maxímetro. Además se identificará a los principales culpables de estos recargos, a tiempo. Estos datos ayudarán en las inversiones en recortes de pico automáticos y en esquemas de descarga de consumos. 


Permitirá contrastar las facturas de la compañía con los datos obtenidos, ya que, en ocasiones, aparecen errores. 


Finalmente, se podrá situar en una buena posición a la hora de negociar las tarifas con la compañía. 


b) Mejoras en la productividad

Las mejoras en la productividad se centran en mejorar la eficiencia de los equipos y del mantenimiento, y en mejorar la calidad de la energía. A partir de la información del estudio realizado en el primer paso y, con el sistema de análisis y supervisión, se podrá:


Mejorar la eficiencia de los equipos. Saber si la instalación está sobrecargada, o bien sobredimensionada. Equilibrar las cargas para reducir las pérdidas. 


Mejorar la eficiencia del mantenimiento. Se escogen los equipos con peores parámetros en el estudio realizado, para realizarles mantenimientos exhaustivos. Utilizando el sistema de análisis para registrar el rendimiento de estos equipos se justifica su sustitución.


Mejorar la calidad de la energía. Cómo por ejemplo saber si es necesario un SAI-UPS (Sistema de Alimentación Ininterrumpida). Saber si los  problemas de calidad de potencia, son generados por la compañía o por la instalación que estamos analizando. Con las capturas de onda de los sucesos problemáticos y las condiciones estables, se estará en posición de tomar decisiones inteligentes sobre el presupuesto dedicado a la calidad de la energía. 


c) Mejoras en la fiabilidad

Las mejoras en la fiabilidad, como cada parte del proceso de gestión de la energía, son continuas. Estas mejoras requieren una atención detallada, una puesta al día regular y un ajuste fino, para tener un impacto real.

Existen algunas formas de mejorar la fiabilidad de la instalación:


Revisar los sucesos que se repiten. ¿Sufre disparos sistemáticos de algún disyuntor de la instalación? ¿Fallan inexplicablemente los variadores? Examinar los datos del sistema de supervisión y buscar sucesos que puedan ser la causa del problema. 


Evaluar la fiabilidad de los equipos. Buscar las instalaciones débiles en la instalación de servicio. Asegurarse de que, en cada fallo de la instalación, se realiza un análisis minucioso de las causas, utilizando por completo los datos proporcionados por el sistema de supervisión. Evaluar los costes de mejorar la fiabilidad o prevenir los fallos, frente a los costes de las pérdidas por suministro.


Analizar las mejoras en la fiabilidad de la instalación. Utilizando los datos del sistema de análisis para evaluar la sensibilidad de los equipos frente al coste de las mejoras. Asegurarse de que el remedio no es peor que la enfermedad.

Un Sistema de Gestión de Energía, es una herramienta que nos permitirá poder analizar los datos obtenidos por los medidores instalados, facilitando el poder sacar el máximo partido a toda la información de la que disponemos sobre el estado de salud de la instalación. Este análisis puede ser: 


a) Análisis Interno: es aquel que puede ser realizado por las organizaciones que disponen de recursos a través del software que recoge y almacena los datos. A partir de los estos datos, identificar oportunidades de mejora y realizar planes de acción correctivos y/o preventivos. 


b) Análisis Externo: apropiado para aquellas organizaciones que no disponen de recursos e infraestructura necesaria para realizar el análisis de la información recogida y desean que un grupo de expertos en Eficiencia Energética les ayude remotamente a detectar oportunidades de mejora, emitiendo informes periódicos (semanales, mensuales, anuales,...) en los que se presente el estado de la instalación y aquellas recomendaciones de mejora continua necesarias para el óptimo funcionamiento de la instalación.
Se podrá seleccionar la información más interesante para su gestión entre múltiples opciones relacionadas con el consumo energético, la calidad de la energía y los indicadores o alarmas de su instalación. Además, puede solicitar la personalización de cualquier apartado según sus necesidades.
¿En qué consiste la norma ISO 50001?

Esta norma de inminente implantación establecerá un marco internacional para la gestión de todos los aspectos relacionados con la energía, incluidos su uso y adquisición para todo tipo de instalaciones y edificios.
Proporcionará las estrategias, técnicas y gestión con las que puedan incrementar su eficiencia energética, reduciendo costos y mejorando su desempeño medioambiental. Se espera que la cadena de suministro, las entidades de servicio público y las empresas de servicio energético, entre otras, utilicen la norma como herramienta para reducir el consumo de energía y las emisiones de carbono en sus propias instalaciones.

¿Cuáles son las metas que tiene esta norma en España?


El objetivo general de la medida ISO es justamente que las industrias hagan una buena gestión del uso de la energía, siendo más eficientes, saber cuál es la línea de base, saber cuáles son los equipos de energía que se utilizan en las industrias, cómo lo están usando, tener el personal capacitado para que diga qué está ocurriendo en la empresa.


¿Cuándo se publicará?


Se espera para julio de 2011. España ha estado participando muy activamente en esta norma, no solamente colaborando de las reuniones, tanto a nivel nacional como internacional, con derecho a voz y a voto, lo cual no todos los países del mundo están haciendo.  La agencia ya se está preparando técnicamente para proveer toda la asistencia y ayuda que nuestras industrias nacionales puedan necesitar. 

En el momento de su publicación veremos cómo será la transición desde la UNE-EN 16001 a la ISO 50001, aunque se apunta a una transición fácil por la convergencia existente entre ambas ya que la diferencia entre ambas son mínimas y no se introducen grandes cambios.
Esto permitirá que las empresas certificadoras hagan la transición de certificados sin grandes contratiempos.

Arturo Martín
CEO
Global Green Ingenieros S.L.
Edificio ARIETE.
Calle Innovacion, 6-8.
Parque Empresarial PISA
E41927 Mairena del Aljarafe.
Sevilla
Spain

(www.grupoglobalgreen.es)