Seguir por Email

domingo, 21 de agosto de 2011

MEDIDAS DE AHORRO APLICADAS EN THE EMPIRE STATE BUILDING.

Utilizando el famoso Empire State Building como el mejor test y el modelo a seguir en la aplicación de técnicas para mejorar la eficiencia energética en los edificios de oficinas, Cuatro organizaciones con un interés compartido en la eficiencia energética han aunado recursos con el objetivo de realizar un análisis exhaustivo para la modernización de las instalaciones existentes y para mejorar la sostenibilidad energética y el medio ambiente. El programa espera reducir el consumo de energía hasta en un 38%, ahorrar 4.4 millones de dólares anuales en gastos energéticos y además reducir la huella de carbono en 105.000 toneladas métricas en los próximos 15 años.

El equipo que llevó a cabo la reforma, desarrolló un proceso abierto, transparente, libre de patentes y replicable, para demostrar que invertir en sostenibilidad es una buena decisión empresarial.

Las organizaciones participantes son la
Clinton Climate Initiative, Rocky Mountain Institute, Johnson Controls, Inc. y la empresa de servicios inmobiliarios Jones Lang LaSalle. Johnson Controls lidera el programa como empresa de servicos energéticos (ESCO).



Puntos de partida para abordar el proyecto:

Los edificios consumen más de el 50% de la energía consumida en todo el mundo.

En Nueva York, el 80% de la energía es consumida por los edificios, lo que implica que el 80% del CO2 emitido a la atmósfera está producido por ellos.

Teniendo en cuenta que la eficiencia energética es entre 3 y 5 veces más barata por watio que las fuentes de energías alternativas, es por tanto, la fuente más barata que existe.

Aunque las nuevas construcciones se hagan con grandes avances en materia de ahorro energético, el 90% de los edificios ya construidos se mantendrán en pie después del 2035, por lo que es completamente necesario implantar la eficiencia energética en los edificios existentes. Es fundamental para conseguir ahorrar energía actuar no sólo sobre las nuevas construcciones si no sobre lo ya construido.

El edificio de 80 años de edad se encuentra actualmente culminando una actualización de sus instalaciones electromecánicas y mejorando los aislamientos térmicos de sus cerramientos por valor de 500 millones de dolares (alrededor de 360 millones de euros). Se prevé la terminación total de estos trabajos, incluyendo los espacios alquilados, para finales de 2013.
Según fuentes de Johnson Controls, el programa demostrará la viabilidad de los proyectos de eficiencia energética para la modernización de instalaciones y cerramientos en los edificios de oficina, como formas de aumentar drásticamente el ahorro de energía en los edificios y reducir su producción total de carbono, con periodos de amortización cortos y razonable rentabilidad financiera. El equipo analizó las medidas que deben tomarse en conjunto con otros pasos hacia la sostenibilidad, como parte del programa Empire State Rebuilding en el marco del United States Green Building Council’s lider en sistemas energéticos renovables y diseño medioambiental (LEED ®). (*)

Los cálculos efectuados por los ejecutores de las obras de mejora muestran que el Empire State Building se clasificará para la Certificación Gold LEED para edificios existentes, que los dueños del famoso edificio - Empire State Building Company - dicen que van a conseguir. (**)


(*) Organización sin ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad en el diseño, construcción y funcionamiento de los edificios en EE.UU.

Es conocido principalmente por el desarrollo del sistema de directivas del Leadership in Energy and Environmental Design (LEED), conferencia verde que promueve la industria de la construcción de los edificios verdes, incluyendo los materiales medioambientalmente responsables, técnicas de arquitectura sostenible y cumplimiento de las normativas públicas vigentes.

(**) El Sistema de Certificación LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) es un estandar voluntario y la referencia en edificación sostenible a nivel mundial, aceptada globalmente como norma en cuanto al diseño, edificación y gestión de edificios sostenibles y ecoeficientes.

Consiste en una certificación otorgada a un proyecto en base a un sistema de puntuación, que abarca diferentes criterios como la eficiencia energética, el uso de energías limpias y renovables, el aprovechamiento y gestión del agua, los materiales empleados, el entorno, etc.

El sistema de certificación LEED ha sido propuesto por el U.S. Green Building Council (USGBC), una asociación sin ánimo de lucro compuesta por más de 11.000 miembros de los distintos sectores de la edificación, y que ha desarrollado 6 estándares de calificación para todos los ambientes edificados.


Los socios del proyecto utilizaron modelos existentes y de nueva creación, se realizaron multitud de medición y se tomaron datos relevantes de todos los parámetros posibles del funcionamiento vital del edificio y se proyecctaron en un nuevo sistema energético para el Empire State Building. Así se estableció una comprensión completa del uso de la energía, así como su eficiencia funcional subsanando todas las deficiencias detectadas.

Esto proporcionó recomendaciones de acciones a realizar para incrementar la eficiencia y sin perjudicar el rendimiento ni los resultados. Todos estos datos se reflejaron en una
curva de coste-beneficio (Estudio de Retorno de la Inversión Interna o TIR - tasa interna de retorno -).

El equipo revisó 60 actividades opcionales, y se identificaron ocho proyectos de renovación económicamente viable. Las actualizaciones de las instalaciones eléctricas y de ventilación, calefacción y aire acondicionado, además de revisiones en los espacios alquilados, que proporcionarán importantes beneficios ambientales y financieros.

"Este proyecto lleva a aplicar toda la experiencia, investigación e innovación que hemos acumulado en nuestros 125 años en este negocio", dice Iain Campbell, vicepresidente de Johnson Controls. "Es gratificante saber que al igual que señalamos la construcción de este edificio como uno de los mayores logros de la generación de nuestros abuelos, podemos decir que nuestros nietos nos señalarán como referentes en la renovación del Empire State Building y su actualización tecnológica", dice Campbell.

La redacción del proyecto por las cuatro organizaciones mencionadas tendrá un costo estimado de 20 millones de dolares (14 millones de euros), y se traducirá en unos 4.4 millones de dolares (unos 3 millones de euros) en ahorros de energía anuales. 

 

Mejoras implementadas:


Mejora del aislamiento de las ventanas del edificio
:

Adaptación de las ventanas, no su cambio, sino mejoras realizadas en el mismo edificio para ahorrar gastos en transporte, en materiales y en emisiones de CO2. Renovación de aproximadamente 6.500 ventanas de cristal de vidrio térmico mediante el uso de vidrio existentes y nuevas láminas de vidrio aislado para crear un supervidrio aislante de triple capa con nuevos componentes que reducen drásticamente tanto la carga de calor del verano y la pérdida de calor en invierno. Se consiguió reducir el consumo energético en un 38%
Ahorrar 105.000 toneladas métricas de dióxido de carbono durante los próximos 15 años, lo que equivale a las emisiones anuales de 17.500 automóviles.  Se amortizan en 3 años. Todos los trabajos de adaptación de las ventanas existentes se realizaron en un taller habilitado para ello en el propio edificio.


Mejora del a
islamiento del radiador:

Instalación de barreras aislantes en los radiadores, para evitar calentar los muros y que estos expulsaran el calor a la calle. Se instalan planchas de aaislamiento térmico detrás de los radiadores para reducir la pérdida de calor por los cerramientos del edificio.



Mejora de la instalación eléctrica:

Mejora de la iluminación, sustituyendo la existente por otra a base de lámparas de bajo consumo. Aprovechamiento de la luz natural y adaptación de los consumos en iluminación a la presencia de luz natural. Revisión y sustitución de los enchufes, instalación eléctrica de distribución y mejora en los cuadros eléctricos de mando y protección para hacer ésta más eficiente.

Revisión y actualización de la instalación en AT. Actualización y optimización de los CT´s.


Iluminación zonas comunes y superficiers alquiladas:

Diseños mejorados de iluminación de todos los espacios del edificio, controles de iluminación natural, sensores de presencia y conexión de sensores de ocupación en zonas comunes y locales de los inquilinos para reducir los costos de electricidad y las cargas de refrigeración.


Mejoras en la ventilación
:

Sustitución de las unidades de tratamiento de aire con ventiladores más eficientes y variadores de frecuencia para permitir una mayor eficiencia energética en la operación al tiempo que mejora el confort de los inquilinos individuales.


Mejora en la p
anta de enfriamiento:

Mejora en la capacidad de control mediante la implementación de un programa de gestión de última generación con la monitorización permanente de todos los consumos energéticos. Introducción de variadores de frecuencia.


Actualización del sistema de control de todo el edificio:

Mejora del sistema de control existente en el edificio para optimizar la operación de los sistemas HVAC, así como proporcionar información más detallada de los consumos energéticos de todos los receptores de estas instalaciones. Introducción del control de la ventilación en función de la demanda en los espacios ocupados para mejorar la calidad del aire y reducir la energía necesaria para acondicionar el aire exterior. Se instala una completa y compleja red de control inalámbrica, en cada aparato, válvula, sensor y zona del edificio para, con los datos obtenidos, tener un control preciso de los mismos y poder actuar sobre ellos.

Sistemas de gestión energética para los inquilinos:

Gestión de la energía en manos directas de los inquilinos, para que estos se hagan responsables de sus consumos y posibles ahorros mediante la individualización de los sistemas de gestión energética por cada inquilino, basada en programas de gestión y monitorización de consumos va través de web que permita una gestión más eficiente de uso de energía. 
 

En resumen, una magnifica iniciativa de la que esperamos que se extienda, no ya a edificios tan significativos, sino a cualquier construcción.

Como dijo Anthony Malkin, director de Empire State Building Company: “si sólo tenemos éxito en el Empire State, hemos fracasado”. Y al menos en este edificio parece que lo han tenido.

Más información: 

http://www.johnsoncontrols.com/publish/us/en/products/building_efficiency/esb.html

http://www.seriouswindows.com/
http://www.esbnyc.com/sustainability_energy_efficiency.asp





Arturo Martín
CEO
Global Green Ingenieros S.L.
Edificio ARIETE.
Calle Innovacion, 6-8.
Parque Empresarial PISA
E41927 Mairena del Aljarafe.
Sevilla
Spain

(www.grupoglobalgreen.es)